regístrate

Campo requerido

Campo requerido

Campo requerido

Campo requerido

Campo requerido

Campo requerido

¿ya tienes una cuenta?

Volver

INICIATIVAS / Juningue ACP

área de impacto

provincia

MOYOBAMBA

N° de resolución

R.M.Nº 033-2011-MINAM

superficie

39.12 ha

descripción

“Me llena de felicidad de ver que todo esto se ha convertido en un refugio”, dice Abel Orlando Hoyos Salazar, un moyobambino de familia numerosa que comprendió desde siempre que vivir con coherencia era la única opción de vida. La carretera Fernando Belaúnde Terry fue construida en los años 70 y cortó la selva de San Martín. Desarrollo y comunicación fueron las excusas perfectas para iniciar un problema que la familia Hoyos reconoció enseguida. La nueva carretera trajo consigo campesinos inmigrantes que lo único que querían era aprovechar la tierra, sacarle el máximo provecho. En lugar de cuidarlo con respeto, teniendo en cuenta la mejor forma de aprovecharlo sin destruirlo, lo agarraron a hachazos. Especies desaparecieron y los animales se corrieron en busca de un lugar seguro. No se le podía dejar morir y decidieron crear el Área de Conservación Privada (ACP) Juningue, en retribución a todo lo que la naturaleza les dio y reafirmando las ideas que sus padres les inculcaron. Pocos ayudan a los hermanos Hoyos. Las autoridades locales y regionales demuestran poco interés en la conservación y no los apoyan. El desinterés es total a pesar de saber la vulnerabilidad de estos suelos (bancos de arena) de Juningue sobre los que descansan sus bosques. Si estos son talados y quemados se convertirán en shapumbales (tierras improductivas), lo que causará daños irreversibles al ecosistema. Nada podrá crecer ahí. Decenas de variedades de helechos, cedros y plantas medicinales como la sangre de grado conviven en este espacio con reptiles y mamíferos como el mono tocón, el armadillo peludo y la perdiz de pata colorada. Evitar la tala ilegal, la agricultura indiscriminada y la pesca a dinamita y agroquímicos contaminantes es uno de los objetivos principales de los hermanos Hoyos. Ellos están enfocados en el cuidado de este pedazo del departamento de San Martín, uno de los lugares con mayor riqueza y biodiversidad del planeta. Entre sus primeros proyectos estuvo la construcción de un vivero permanente con plantas nativas que van sembrando en los linderos de su predio. Han ubicado centenares de plantones pero creen aún que esto es insuficiente. Hoyos Salazar sabe que su misión recién empieza y quiere seguir protegiendo el bosque. Mira el río y se queda pensando, esperando que la luna le haga caso al ayaymama y nos venga a rescatar a todos. (Texto y foto: Conservamos por Naturaleza)

ubicación

MOYOBAMBA

N° de resolución

R.M.Nº 033-2011-MINAM

superficie

39.12 ha

miembros